Seguridad | Mantenimiento

Integración de la Prevención de Riesgos

666
18
0
0
9 min. de lectura
Imagen del artículo Integración de la Prevención de Riesgos

Marta Pascual

ISS Iberia

Invertir en Seguridad y Salud no solamente es beneficioso, también es rentable.

La reducción de la siniestralidad en un mundo laboral cada vez más complejo y cambiante, no solo depende de informes técnicos y certificaciones, aunque evidencien una gran calidad técnica, sino que precisa algo más. Es necesario llevar a cabo una transformación cultural basada en los comportamientos, de manera que las personas sean conscientes de los riesgos y actúen en consecuencia.

Los datos de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) son demoledores. Cada día mueren personas a causa de accidentes laborales o enfermedades relacionadas con el trabajo, más de 2,78 millones de muertes por año. Además, anualmente ocurren unos 374 millones de lesiones relacionadas con el trabajo no mortales, que resultan en más de 4 días de absentismo laboral.

Detrás de estas cifras hay historias de sufrimiento, de familias que han perdido a un ser querido o de personas con lesiones, cuyas vidas han sido trucadas.

Por otro lado, la carga económica de las malas prácticas de seguridad y salud se estima en un 3,94 por ciento del Producto Interior Bruto global de cada año.

Lo cierto es que estas desdichas se pueden prevenir y evitar, por lo que integrar la seguridad de forma eficaz, ya no es sólo un reto derivado de un requisito legal (Art. 16 de la Ley 31/1995, modificado por Ley 54/2003), sino una responsabilidad ética y moral para las organizaciones y la sociedad en su conjunto.

¿Cómo llevarlo a cabo en mi empresa?

Lógicamente, no es posible integrar la seguridad sin la involucración de la dirección, quien, pondrá los recursos para poder realizar las acciones.

Sabemos que la mejora de las condiciones de trabajo está directamente relacionada con la reducción de la siniestralidad. Sin embargo, a menudo se produce un estancamiento y no se logra alcanzar la cifra de cero accidentes. Integrar la prevención significa que la seguridad y salud laboral formen parte del ADN de la gestión de la empresa. Así pues, las organizaciones deben ir más allá de la mejora de sus instalaciones o de todo aquello tangible, dar un enfoque humano a la prevención y desarrollar una cultura cuyo foco sean las personas.

El factor humano participa de manera directa en la inmensa mayoría de los accidentes de trabajo, estimándose en muchos estudios que puede ser un factor decisivo en al menos un 80% de los accidentes de trabajo. El comportamiento humano es origen de los actos inseguros debido a aptitudes, actitudes y condiciones personales.

A menudo los empleados que trabajan de manera insegura y que nunca han resultado heridos argumentan que siempre han hecho su trabajo de la misma manera. Pero el hecho es que los actos inseguros, a lo largo del tiempo, derivan en lesiones o fatalidades, como ilustra el triángulo de William Heinrich. De ahí la importancia de que los empleados aprendan a identificar los riesgos y de que se promuevan unos hábitos seguros y saludables, que permitan desarrollar una cultura de la seguridad efectiva y sostenible.

¿De dónde proviene el interés por la cultura de seguridad?

En 1986, la explosión que se produce durante el despegue del transbordador Challenger y el accidente nuclear de Chernobyl revelan fallas organizacionales (o sistémicas). El análisis de estos dos grandes accidentes muestra, en efecto, que no pueden ser explicados solamente a través de comportamientos inadaptados de los operadores, sino que son el resultado de una acumulación progresiva de disfuncionamientos en la organización, y ha sido definida como “el resultado de las actitudes, creencias, percepciones y valores que los empleados comparten en relación con la seguridad en el lugar de trabajo”. Ésta se expresa a través del comportamiento, por lo que también ha sido descrita como “la práctica común en la organización cuando nadie está mirando".

El desarrollo de la cultura de la seguridad crea valor, por lo que contribuye a la mejora de las operaciones dentro y fuera de los centros de trabajo y, promueve comportamientos seguros hasta que éstos se convierten en hábitos “inconscientes”. En este sentido, se promueven hábitos seguros como el orden y limpieza, el uso de los equipos de protección individual o el cumplimiento de los procedimientos y normas de seguridad establecidas, las conversaciones sobre seguridad… El progreso hacia la madurez cultural recogida a través de las cuatro etapas de la Curva de Bradley (Reactiva, Dependiente, Independiente e Interdependiente), será la consecuencia de la integración de dichos hábitos seguros y se traducirá en una disminución de la siniestralidad en la organización.

Las organizaciones comprometidas con la seguridad rinden más y mejor y tienen más beneficios, puesto que aumentan la competitividad y la productividad, adquieren talento, mejores contratos, fomentan la satisfacción entre los empleados y mejoran las relaciones públicas. En definitiva, la salud de los empleados se traduce en la salud del negocio.

¿Cuál ha sido nuestra experiencia?

ISS Facility Services es una empresa de servicios fundada en Copenhague, Dinamarca en 1901. Con más de 485.000 personas a nivel mundial que hacen posible el desarrollo de sus operaciones y servicios, la Seguridad y la Salud de los empleados siempre ha sido un reto y una prioridad.

Si bien, cada organización es diferente y tiene una cultura única, el análisis inicial del estado de la cultura de seguridad de ISS proporcionó una imagen de las debilidades y fortalezas de la organización, a partir de las cuales había que empezar a construir el proyecto de integración de la Seguridad y Salud.

El desarrollo de dicha cultura de seguridad hacia la excelencia, fue un proceso gradual que requirió tiempo, perseverancia y de una Dirección firmemente implicada y comprometida con la transformación de la seguridad más allá de la retórica, partiendo de la convicción de que la integración de la seguridad es una inversión rentable, además de una obligación legal y moral.

Una de las actividades que se desarrollan para demostrar la implicación de toda la Dirección y cadena de mando es el Company Day, una iniciativa en la que directivos y gerentes de la compañía cambian su rol habitual y ejercen tareas propias del personal de primera línea, en los mismos centros de los clientes donde se realizan las operaciones. El Company Day intenta que los directivos y gerentes experimenten de primera mano los trabajos que ejercen sus empleados, y puedan así aprender de ellos, y seguir mejorando e innovando especialmente en aspectos de Seguridad y Salud. Durante dicha jornada, los directivos dejan su traje de oficina en casa para ponerse el uniforme de restauración, jardinería, mantenimiento o limpieza: prestando servicios como un más; y aprenden tanto de sus compañeros, como de las operaciones que ellos mismos lideran.

El liderazgo visible tiene un papel trascendental en todo este proceso. Parte de la aplicación de la inteligencia emocional en la prevención de accidentes. Las compañías necesitan líderes que den ejemplo y que influyan en las emociones de sus equipos para que desarrollen sus capacidades, cumplan los objetivos establecidos, alineen los esfuerzos y logren la excelencia de acuerdo con la estrategia de la organización.

La línea de integración seguida en ISS Iberia involucra a todo el equipo directivo hasta alcanzar los diferentes niveles de la organización. Así pues, cada miembro del equipo directivo realiza un Plan de Acción Personal en Seguridad (Personal Safety Action Plan “PSAP”), actividades como los “Safety Moments” o consejos de Seguridad en todas las reuniones de seguimiento con la Dirección y participa activamente en todas las Campañas de Seguridad y Salud que coordina el Servicio de Prevención.

A su vez, los equipos encargados de la supervisión de las operaciones en cada centro realizan Inspecciones de Seguridad (acciones y condiciones inseguras) y participan activamente en las auditorías internas, en las cuales se lleva a cabo un seguimiento continuo de la Cultura Preventiva y se busca alinear las desviaciones que pudieran presentarse. Dichas actividades, se complementan con un potente programa de registro de Near Miss o cuasi accidentes, Comunicados de Riesgo y Observaciones Preventivas en los puestos, actividades mediante las cuales el propio equipo operativo advierte sobre las instalaciones y operaciones susceptibles de sufrir incidentes.

El reconocimiento y la formación continua y específica de cada nivel organizacional permite concienciar a los empleados y desarrollar progresivamente sus capacidades, desde el liderazgo de los mandos hasta la percepción del riesgo de los equipos de primera línea que a diario desarrollan las operaciones y servicios. Así pues, al margen de la formación necesaria para el desarrollo profesional de cada persona se realizan Toolbox Talks o charlas de seguridad a través del equipo de operaciones designado en cada centro. Paralelamente, un programa de lecciones aprendidas, persigue la difusión de aquellos incidentes que se detecten en otros países, haciendo extensiva la información a todos los equipos mediante un sistema de alertas a nivel mundial o “Global Safety Flash”, cuyo objetivo es aprender de los incidentes ocurridos, agilizar la puesta en marcha de acciones preventivas y nutrir de forma continua nuestro Sistema de Gestión.

Por otro lado, ISS ha desarrollado un potente programa de reconocimiento basado en dos aspectos: la gamificación de Prevención, y la selección de Embajadores de la Seguridad en todos los niveles de la organización, destacando aquellas personas ejemplares en materia de Prevención de Riesgos laborales.

Además, se sigue trabajando en otros elementos clave para fortalecer la cultura de seguridad y mantenerla en el tiempo, como la confianza entre empleados y supervisores, la actitud, el contagio de emociones positivas, el trabajo en equipo, la motivación, el empoderamiento de las personas, el compromiso, la evaluación del riesgo previa a la tarea, la participación, la cooperación y los riesgos psicosociales.

La coordinación constante de las operaciones con nuestros clientes, mediante reuniones diarias de Coordinación de Actividades Empresariales las cuales siguen un protocolo específico dictado por el Servicio de Prevención de la compañía. La adopción voluntaria de nuevos requisitos y protocolos más estrictos, que aseguren e impulsen la mejora continua de las condiciones de trabajo, de acuerdo al estándar ISO 45001.

Todas estas actividades y otras como el Mapa de Riesgos, la creación y difusión de calendarios de Seguridad y Medio Ambiente, el registro de Riesgos potenciales o Risk Registers, la elaboración de Planes específicos de cumplimiento técnico legal en determinados centros de trabajo o Compliance Plan, etc; se complementan mediante un potente programa de KPIs con objeto de disponer de la evolución de dichas actividades en tiempo y forma.

Finalmente, la comunicación interna positiva y eficaz, es decir, frecuente, consecuente, transparente, multidireccional, y asertiva, multiplica los efectos del resto de elementos. En este sentido, se resalta la creación de canales internos de comunicación y la realización de campañas de sensibilización y de marketing que transmiten el compromiso de ISScon la seguridad y la salud. Explicar los objetivos a todos los empleados de forma regular a través de Townhall en las diferentes oficinas, difundir historias inspiradoras e informar sobre los logros obtenidos a lo largo del año son aspectos clave para involucrar a toda la compañía.

¿Realidad o quimera?

El camino hacia un cambio cultural en materia de prevención es posible. Además de nuestra experiencia, numerosos estudios llevados a cabo en otras organizaciones han concluido de forma consistente que el cambio cultural es real y conlleva una reducción drástica de la accidentabilidad y una mejora del rendimiento en las operaciones. Por consiguiente, es necesario que las organizaciones y la sociedad en general se unan para recorrer este camino hacia la excelencia de forma coordinada, con el fin de acabar con la triste realidad que comportan los accidentes laborales y las enfermedades profesionales en todo el mundo.

Deja tu comentario

Consulta nuestra para evitar que se elimine

Principios y normas de participación en AEM Daily News

En AEM queremos fomentar la participación de los lectores a través de los comentarios en los artículos que publicamos en nuestra web y aplicación móvil. Así mismo, queremos promover una conversación de calidad con los usuarios, que enriquezca el debate y el pluralismo en temas de interés del sector del mantenimiento, en la que quedan excluidos los insultos, las descalificaciones y opiniones no relacionadas con el tema. El objetivo es ofrecer a los usuarios la revista un debate y discusión en la que se respeten los siguientes principios:

Son bienvenidos todos los comentarios de todos los usuarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la calidad de la página web y app de AEM Daily News.

La discrepancia y el contraste de opiniones son elementos básicos del debate. Los insultos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en AEM Daily News.

La política de moderación garantiza la calidad del debate, acorde con los principios de pluralidad y respeto recogidos en el aviso legal de esta web y app. En AEM Daily News seremos muy estrictos a la hora de rechazar opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que consideremos inaceptables.

El usuario publicará sus comentarios con su nombre y apellidos, y se compromete a no enviar mensajes que difamen, insulten, contengan información falsa, inapropiada, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

La dirección editorial de AEM Daily News decidirá a diario qué contenidos se abren a comentarios. Esta selección se hará con criterios de valor informativo y siempre que resulte posible gestionar una moderación de calidad. La lista de contenidos abierta a comentarios aspira a ser lo más amplia posible y a estar en permanente actualización.

Los comentarios realizados en la página web y app de AEM Daily News pueden publicarse simultáneamente en las principales redes sociales dentro de la aspiración a ampliar la conversación a otros espacios.

Los mensajes escritos en mayúsculas, publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema del artículo serán rechazados.

AEM Daily News se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados y de expulsar a aquellas personas que incumplan estas normas.

Hazte socio de la AEM

Regístrate como socio y pasa a formar parte de la red de profesionales de Mantenimiento más importante de España.

Más información

Formación AEM

Consulta nuestra agenda de eventos y encuentra la formación que buscas en el área del mantenimiento.

Ver oferta formativa

Síguenos en las redes

No te pierdas ningún evento

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir en tu correo o en nuestra app Android / iOS toda la información sobre formación, jornadas, webinars, etc.

Suscríbete al newsletter

Patrocinadores

Conviértete en patrocinador de la AEM

Infórmate de los beneficios y ventajas de asociarse a la AEM. Contacta con nosotros.

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y técnicos para mejorar la experiencia de navegación. Puede aceptarlas todas o cambiar las preferencias de sus cookies en el botón de Configuración. Mas información en Política de cookies.