Seguridad

Radón: Un nuevo enemigo invisible.

207
0
0
0
8 min. de lectura
Imagen del artículo Radón: Un nuevo enemigo invisible.

Luis Santiago Quindós Poncela

Facultad de Medicina de Santander

Grupo Radon

Universidad de Cantabria. España.

Juan Navarro Doñoro

METRO MADRID

INTRODUCCION

El radón se encuentra en cantidades significativas en el suelo (1). La evidencia documental que data del siglo XVI indica que la exposición a niveles elevados de radón era probablemente la causa del exceso de muertes debido a cáncer de pulmón de los mineros de algunas minas de Europa Central, tales como las minas de plata en Alemania y Bohemia (2). Inicialmente, los científicos pensaban que la radiación natural no era significativa para la salud de la población en la mayor parte de nuestros países. Sin embargo, ese punto de vista comenzó a cambiar a mediados del siglo XX. El cambio fue dramático en los años 70 y 80 cuando se descubrió que el interior de algunas casas en un número de países tenía niveles de radón en significativas concentraciones. Entonces, en 1984, el asunto atrajo la atención nacional en los Estados Unidos cuando un trabajador de la construcción puso en marcha un monitor de radiación al entrar a la estación de Generación Nuclear de Limerick en Pensilvania. La planta no estaba generando todavía productos de fisión, esto hizo pensar que su casa era la fuente de contaminación. En estos momentos se entiende que en áreas donde el nivel natural de radón es alto, la baja presión del aire dentro de las casas trae como consecuencia un flujo hacia el interior de aire rico en radón a través de las grietas en las losas del piso o en las paredes de los sótanos (3).

Estudios epidemiológicos fueron realizados a la población general en respuesta a la necesidad de información sobre los riesgos de la exposición en interiores. Los primeros estudios fueron en gran parte ecológicos en diseño y los resultados variados. Estudios de control de casos de cáncer de pulmón se implementaron en los Estados Unidos, Europa y otras partes. Algunos de estos primeros estudios no medían realmente el radón en interiores, confiando en medidas sustituibles como es el tipo de construcción de la casa, por estas razones los datos obtenidos no podían proveer los estimados cuantitativos del riesgo. Estudios más sofisticados con muestras más amplias se llevaron a cabo a mediados y finales de los años 80. Algunos de estos estudios sugerían una asociación entre los niveles elevados de radón en las viviendas, otros no, incluyendo el estudio que llevó a cabo Salud Canadá en Winnipeg. Estos estudios en conjunto no pudieron aportar evidencia concluyente del elevado riesgo de cáncer de pulmón (4).

A finales de los 80 el IV Comité de Efectos biológicos de la Radiación Ionizada (BEIR) revisó los estudios de control de casos publicados y planificados. Inmediatamente, se evidenciaron las limitaciones potenciales del tamaño de la muestra y los posibles niveles de margen de error en las medidas. Ellos propusieron agrupar estudios individuales y fácilmente convencieron a agencias financiadoras como el Departamento de Energía y la Comisión para las Comunidades Europeas para que apoyaran la planificación de grupos eventuales de estudios globales de control de casos relacionados con la exposición al radón en interiores y el cáncer de pulmón.

La incertidumbre acerca del radón y el cáncer de pulmón en los estudios de control de casos iniciales ha sido reducida por muchos de los avances científicos. En estos momentos se acepta que decenas de miles de muertes cada año por cáncer de pulmón están relacionadas con la exposición al radón. La solidez de los datos y los análisis apuntan a una necesidad de acción. Para reducir el riesgo de cáncer de pulmón por la exposición al radón las autoridades nacionales deben establecer métodos y medidas que, con una sólida base científica, contribuyan a desarrollar políticas de salud válidas y sanas.

WHO tuvo la previsión de trabajar en el desarrollo de las directrices. En 1996 publicó un informe que contenía diferentes conclusiones y recomendaciones encaminadas a comprender científicamente el riesgo del radón. Más recientemente a través de un proyecto internacional muestra la necesidad que tienen los países de actuar en las áreas de control de riesgos y comunicación de riesgos (5).

BASES CIENTÍFICAS PARA EL ESTABLECIMIENTO DEL RIESGO DEL RADÓN

En los últimos 15 años investigadores de todo el mundo se han reunido regularmente para establecer un marco de trabajo común y un ambiente de colaboración. Los estudios en Norteamérica y Europa han sido agrupados para producir análisis combinados de los diferentes estudios, pero han arrojado esencialmente los mismos resultados.

El proyecto norteamericano de agrupación agregó información de siete estudios sobre la exposición al radón en el sector residencial, para un total de 3.662 casos y 4.966 controles. Esto permitió un examen más detallado del radón, del riesgo de cáncer de pulmón y sus modificadores potenciales que los hechos con anterioridad. Todos los estudios utilizaron detectores a largo plazo alfa-track para establecer las concentraciones de radón en el sector residencial. Las probabilidades (ORs) de cáncer de pulmón se incrementaron con la concentración de radón en este sector de estudio. El estimado OR después de una exposición al radón con una concentración de 100 Bq/m3 en un tiempo ventana de exposición de 5 a 30 años antes de la fecha índice fue de 1,11 ( 95 % intervalo confiable = 1,00 – 1,28). Este estimado es compatible con el estimado de 1,12 (1,02 – 1,25) pronosticado por la extrapolación en una tendencia descendiente de datos de la minería. No había evidencias de la heterogeneidad de los efectos de radón en los estudios. No había heterogeneidad aparente en la asociación por sexo, nivel educacional, tipo de respuesta (personal o enviada), o tabaquismo, aunque habían algunas evidencias de la relación entre la disminución del riego de cáncer de pulmón asociado al radón con la edad (6).

El grupo de colaboración europeo extrajo información de estudios existentes que satisface cierto criterio – un total de 13 estudios que incluyen 7.148 casos de cáncer de pulmón y 14.208 controles. La concentración media de radón para los 13 estudios de nueve países es considerablemente mayor que la media en los análisis combinados norteamericanos y similar a los de la agrupación china. La medida media de concentración de radón en las viviendas de las personas del grupo de control era de 97 Bq/m3, con 11 % de las medidas > 200 y 4 % > 400 Bq/m3. La probabilidad (O.R) de cáncer de pulmón era de 1,08 (con 95 % intervalo confiable 1,03 – 1,16) por 100 Bq/m3 de incremento en el radón medido (7), (8).

El exceso proporcionado de riesgo no difiere significativamente con el estudio, la edad, el sexo o el tabaquismo. En ausencia de otras causas de muerte, los riesgos absolutos de cáncer de pulmón a la edad de 75 años a concentraciones usuales de radón de 0, 100 y 400 Bq/m3 serán de 0,4 %, 0,5 % y 0,7 % respectivamente, para los no fumadores y cerca de 25 veces mayor (10 %, 12 % y 16%) para los fumadores.

De forma colectiva, pero no por separado los estudios europeos muestran el peligro del radón en el sector residencial especialmente para los fumadores o aquellos que abandonaron el hábito recientemente.

Los resultados de estos estudios conjuntos muestran una evidencia consistente de la asociación entre el radón en el sector residencial y el riesgo de cáncer de pulmón, un resultado pronosticado por la extrapolación de los resultados de estudios ocupacionales realizados a mineros expuestos al radón en el interior de las minas y consistente con los resultados tóxicos que arrojan los estudios in vitro de animales (9).

MEDIOAMBIENTE REGULATORIO ACTUAL Y CAMPAÑA EN METRO MADRID

La comisión internacional para la protección radiológica (ICRP) (10), estableció en 1991 que la mejor opción de un nivel de acción para las viviendas traería consigo la necesidad de un significativo, pero posible trabajo para remediar esta situación. En 1993 recomendó un nivel óptimo en el radón de 200-600 Bq/m3, el cual corresponde a dosis anuales efectivas de 3 a 10 milisieverts (mSv). Esta Comisión en sus nuevas recomendaciones refrendadas en su última reunión el pasado mes de Marzo en Essen, Germany, no ha hecho sino reafirmarse en el mismo criterio, en cierta medida en contra de las sugerencias derivadas de múltiples investigadores que sugerían un descenso en los mencionados límites.

La nueva Directiva Europea de 2013/59/EURATOM, todavía pendiente de implantación en nuestra legislación establece un nivel de referencia de 300 Bq/m3 tanto para viviendas como puestos de trabajo. Para estos últimos continua en vigor la IS33 publicada en el BOE 22 de 26 de Enero de 2012. Bajo esta legislación se ha proyecto una campaña de medidas en diferentes instalaciones de METRO MADRID en las que se han desarrollado medidas puntuales para finalmente colocar detectores de trazas por periodos de 6 meses al objeto de poder disponer de un valor de dosis promedio anual que es la que establece la legislación referida. La primera tanda de detectoras ha sido colocada y se procederá a su retirada a principios del año próximo.

REFERENCIAS

(1) Quindós Poncela, L.S. Radón “un gas radioactivo de origen natural en su casa”. Ed. CSN y Serv públicos de la Universidad de Cantabria, Madrid, 1995.

(2) Lubin J.H, Boice J.D, Edling C, Hornung R.W, Howe G, Kunz E. Radon and lung cancer risk: a joint analysis of 11 underground miner studies. In: Public Health Services and National Institute of Health (Eds)NIH

(3) Darby S. Residential radon, smoking and lung cancer. Radiat Res 2005; 163(6):696.

(4) Brand K.P, Zielinski J.M, Krewski D. Residential radon in Canada: an uncertainty analysis of population and individual lung cancer risk. Risk Anal 2005; 25(2):253-69.

(5) Zielinski J.M, Carr Z, Krewski D, Repaholi M World Health Organization ́s International Radon Project. J Toxicol Environ Health A. 2006; 69(7):759-69.

(6) Field R.W, Krewki D, Lubin J.H, Zielinski J.M, Alavanja M, Catalan V.S, Kloz J.B, Letourneau E.G, Lynch C.F, Lyon J.L, Sandler D.P, Schoenberg J.B, Steck D.J, Stolwijk J.A, Weinberg C, Wilcox H.B.An overview of the North American case-control studies of residential radon and lung cancer. J Toxicol Environ A. 2006; 69(7):599-631.

(7) Darby S, Hill D, Aivinen A, Barros-Dios J.M, Bausson H. Residential radon and lung cancer-detailes results of a collaborative analysis of individual data on 7148 persons with lung cancer and 14208 persons without lung cancer from 13 epidemiologic studies in Europe. Scan J Work, Environ and Health. 2006;32(Suppl 1):1-84.

(8) Barros-Dios J.M, Barreiro M.A, Ruano-Ravina A., Figueiras A. Exposure to residential radon and lung cancer in Spain: a population-based case-control study. Am J Epidemiol 2002; 156:548-55.

(9) Samet JM. Residential radon and lung cancer: end of the story? J Toxicol Environ A. 2006; 69(7):527-31.

(10) ICRP (International Comission on radiological protection). Lung cancer risk from indoor exposures to radon daughters. ICRP Publication 50, annals of the ICRP 17(1), Pergamon Press, Oxford, 1987.

Deja tu comentario

Consulta nuestra para evitar que se elimine

Principios y normas de participación en AEM Daily News

En AEM queremos fomentar la participación de los lectores a través de los comentarios en los artículos que publicamos en nuestra web y aplicación móvil. Así mismo, queremos promover una conversación de calidad con los usuarios, que enriquezca el debate y el pluralismo en temas de interés del sector del mantenimiento, en la que quedan excluidos los insultos, las descalificaciones y opiniones no relacionadas con el tema. El objetivo es ofrecer a los usuarios la revista un debate y discusión en la que se respeten los siguientes principios:

Son bienvenidos todos los comentarios de todos los usuarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la calidad de la página web y app de AEM Daily News.

La discrepancia y el contraste de opiniones son elementos básicos del debate. Los insultos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en AEM Daily News.

La política de moderación garantiza la calidad del debate, acorde con los principios de pluralidad y respeto recogidos en el aviso legal de esta web y app. En AEM Daily News seremos muy estrictos a la hora de rechazar opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que consideremos inaceptables.

El usuario publicará sus comentarios con su nombre y apellidos, y se compromete a no enviar mensajes que difamen, insulten, contengan información falsa, inapropiada, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

La dirección editorial de AEM Daily News decidirá a diario qué contenidos se abren a comentarios. Esta selección se hará con criterios de valor informativo y siempre que resulte posible gestionar una moderación de calidad. La lista de contenidos abierta a comentarios aspira a ser lo más amplia posible y a estar en permanente actualización.

Los comentarios realizados en la página web y app de AEM Daily News pueden publicarse simultáneamente en las principales redes sociales dentro de la aspiración a ampliar la conversación a otros espacios.

Los mensajes escritos en mayúsculas, publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema del artículo serán rechazados.

AEM Daily News se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados y de expulsar a aquellas personas que incumplan estas normas.

Hazte socio de la AEM

Regístrate como socio y pasa a formar parte de la red de profesionales de Mantenimiento más importante de España.

Más información

Formación AEM

Consulta nuestra agenda de eventos y encuentra la formación que buscas en el área del mantenimiento.

Ver oferta formativa

Síguenos en las redes

No te pierdas ningún evento

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir en tu correo o en nuestra app Android / iOS toda la información sobre formación, jornadas, webinars, etc.

Suscríbete al newsletter

Patrocinadores

Conviértete en patrocinador de la AEM

Infórmate de los beneficios y ventajas de asociarse a la AEM. Contacta con nosotros.

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y técnicos para mejorar la experiencia de navegación. Puede aceptarlas todas o cambiar las preferencias de sus cookies en el botón de Configuración. Mas información en Política de cookies.