Mantenimiento | Seguridad

Seguridad en Operaciones de Mantenimiento de máquinas: ventajas en la aplicación del estándar LOTO

2682
9
0
0
12 min. de lectura
Imagen del artículo Seguridad en Operaciones de Mantenimiento de máquinas: ventajas en la aplicación del estándar LOTO

Sergio Almeida Torras
División de Prevención y Medioambiente
SGS Tecnos, S.A.


Roberto Vaccari
División de Prevención y Medioambiente
SGS Tecnos, S.A.

La creciente preocupación por establecer y mejorar una buena cultura de seguridad en las industrias brinda a las empresas europeas una nueva posibilidad de implantación de metodologías procedente de Estados Unidos, entre ellas el estándar LOTO de consignación y etiquetado, enfocado a la puesta en seguridad de los equipos de trabajo, especialmente necesario en operaciones de mantenimiento.

En experiencia de los consultores de SGS, es especialmente importante relacionar la
implantación de LOTO con la mejora de la cultura preventiva y de seguridad, que pretenden poner los factores humanos, y en definitiva el trabajador, al centro, para seguir trabajando hacia la meta de cero accidentes. Prueba de ello es que los accidentes con equipos de trabajo siguen ocurriendo y siguen siendo entre los más graves, incluso en aquellos equipos que disponen de los elementos de seguridad legalmente exigibles, disponen de marcado CE y se han fabricado en observación de la normativa aplicable más reciente, han pasado sin defectos una inspección según el Real Decreto 1215/97 y eventualmente según los Reglamentos de Seguridad Industrial
aplicables. Es decir, el sistema legislativo europeo pone el enfoque en la seguridad de la máquina principalmente en el usuario, entendiendo que la seguridad del personal de
mantenimiento, cuando los equipos se encuentran desenergizados, es responsabilidad del propio mantenedor, pero sin establecer ni tan siquiera unas pautas de comportamiento para asegurar su protección frente a energías peligrosas, más allá de las cinco reglas de oro para trabajos eléctricos.

El enfoque europeo se aleja mucho del americano, donde la protección del trabajador frente a energías peligrosas es de obligado cumplimiento y se establece como norma general de prevención de riesgos ocupacionales (21 CFR 1910.147), publicada por la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and Health Administration o OSHA en inglés). Aunque es estándar LOTO es cada vez más conocido en España, se puede introducir de forma resumida con una norma para la protección del trabajador frente a energía peligrosas. El acrónimo LOTO procede del inglés Log-Out, Tag-Out, que significa Bloqueo y Etiquetado. Su versión más completa se denomina LOTOTO, acrónimo de Log-Out, Tag-Out, Try-Out, o Bloqueo, Etiquetado y Comprobación. El LOTO prevé el bloqueo y etiquetado de todas las fuentes de energía para poder actuar sobre una máquina o equipos de trabajo y es tan común en los Estados Unidas que hasta Homer Simpson de la famosa serie de dibujos animados se ha prestado para recordar la importancia del LOTO en carteles informativos a disposición de las empresas (figura 1).


LOTO es un método de trabajo con un objetivo doble: por un lado, se pretende conseguir que un equipo de trabajo esté adecuadamente inutilizado antes de una intervención peligrosa en dicho equipo. Por el otro lado se quiere conseguir que sea físicamente imposible utilizar dicho equipo antes de que la intervención finalice. Por supuesto, por “equipo de trabajo” se incluye cualquier máquina, aparato, instrumento o instalación utilizado en el trabajo y se puede hacer referencia en este caso a la definición de equipo de trabajo que se actualiza habitualmente en el ámbito de
Prevención de Riesgos Laborales en España. Por “intervención” se entiende cualquier operación de mantenimiento, reglaje, limpieza, recarga, reposición, sustitución, etc. que se pueda llevar a cabo en el equipo de trabajo. De alguna manera se puede referenciar a cualquier operación diferente a la intención de uso para la que está construido el propio equipo. Finalmente, cuando el estándar se refiere a la palabra “inutilizado”, pretende decir que todas sus fuentes de energía peligrosas han sido aisladas y el equipo es completamente inoperante o se ha llevado a una situación de energía cero. Es importante recordar que se han de considerar todas las posibles
fuentes de energía, incluyendo la energía residual que pueda quedar almacenada en el equipo y que en algunos casos es la causa de accidentes graves, al no haberse eliminado correctamente.

EL ENCAJE EN EL MARCO LEGAL

Como comentado en la introducción, no existe una obligación legal de implementar LOTO o alguna metodología similar, debido a que ni España en particular ni la Unión Europea en general se han dotado de una normativa específica de consignación de equipos e instalaciones, sino que el asunto de la consignación se trata de manera indirecta como una medida más de seguridad para la protección de los trabajadores frente a las diferentes fuentes de energía.

Sí la legislación indica que los empresarios deben garantizar que en los lugares en los que sea necesario el equipo de trabajo dispone de un método de aislamiento adecuado de todas sus fuentes de energía

En España se dispone únicamente del Real Decreto 614/2001, de 8 de junio (BOE nº 148, de 21 de junio), que regula las condiciones de trabajo que se deben cumplir para la protección de los trabajadores frente al riesgo eléctrico en los lugares de trabajo. A nivel más general únicamente se dispone de la DIRECTIVA 2009/104/CE, de 16 de septiembre de 2009, relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud para la utilización por los trabajadores en el trabajo de los equipos de trabajo según la cual: “Las operaciones de mantenimiento deberán poder efectuarse cuando el equipo de trabajo esté parado. Si ello no fuera posible, deberán poder adoptarse las medidas de protección pertinentes para la ejecución de dichas operaciones, o estas deberán poder efectuarse fuera de las zonas peligrosas.” La misma también indica que “todo equipo de trabajo deberá estar provisto de dispositivos claramente identificables que permitan aislarlo de cada una de sus fuentes de energía.”

LA CORRECTA IMPLANTACIÓN DE UN SISTEMA LOTO

Una implantación correcta y eficaz de un sistema LOTO pasa por seis fases:

1) La redacción de un procedimiento LOTO de carácter general, aplicable a todas las
secciones, operaciones y personal de la empresa y externo, que establezca funciones y responsabilidades y defina la tipología de bloqueo que se pretende aplicar y los elementos de bloqueo personales o grupales a utilizar. En esta fase es especialmente crítico contar con la opinión del personal de mantenimiento, que será el más afectado, e incluso con el personal externo, para consensuar un procedimiento que sea aceptado como útil, sencillo y aplicable. Detalles que a priori pueden parecer secundarios, tales como el diseño de las etiquetas, la colocación de los paneles LOTO, los colores de los candados o la jerarquía, serán críticos en la fases posteriores de implantación y tendrán influencia directa en la aceptación por parte del personal.

2) La elaboración de una lista completa de equipos e instalaciones que requieran la
aplicación de LOTO. En este caso también parece a priori una tarea sencilla y
directamente se relaciona este listado con el listado de equipos de trabajo sometidos a inspecciones según el Real Decreto 1215/97, siendo habitual dejar fuera determinadas instalaciones que no constituyen un equipo de trabajo, aparatos a presión, redes y acometidas. De nuevo, contar con la colaboración del personal de mantenimiento para una comprobación cruzada con las gamas de mantenimiento, puede arrojar luz sobre las múltiples tareas que puedan necesitar LOTO.

3) La comprobación de que cada equipo dispone de los elementos necesario para aplicar los bloqueo también es un paso fundamental, y tiene nuevamente un impacto directo entre una buena aceptación y el fracaso. Es habitual encontrarse con personal de mantenimiento frustrado por tener que cumplir con el procedimiento, pero sin tener confianza alguna en el mismo, al ver que en varios casos los equipos de trabajo ni tan siquiera disponen de la posibilidad de bloquearse con candados. En esta fase también, los mejores resultados se consiguen con la participación directa del personal, habiendo previamente definido los requerimientos y las posibilidades de modificación de los equipos para colocar pletinas, realizar agujeros, modificar botoneras, etc. siempre sin caer en modificaciones sustanciales que puedan afectar al marcado CE original de los mismos o a la propia seguridad.

4) El desarrollo de una ficha específica para cada instalación, equipo de trabajo complejo o conjunto de máquinas es otra fase muy recomendable para conseguir una implantación eficaz. Fichas de este tipo pueden incluir varios modos de operación de los equipos, incluso con energización parcial, que pueden ser necesarios para acometer determinadas operaciones de mantenimiento. Llegar a esta fase y contar con la colaboración del personal de mantenimiento para la redacción de las fichas es una potente herramienta de empoderamiento del personal y por consiguiente una magnífica forma de fomentar una buena cultura de la seguridad, ya que el personal de mantenimiento se ve responsabilizado no únicamente de la seguridad del usuario de las máquinas, sino de su propia seguridad, a través de procedimientos, instrucciones y protecciones al nivel de las que despliegan para el resto de trabajadores usuarios de las mismas.

5) La formación posterior es obviamente un hito clave en el despliegue de un sistema LOTO y permitirá difundir el procedimiento y las fichas que se hayan generado previamente. Cuanto mayor haya sido la participación del personal afectado, menor será la necesidad de formación y más fácil será pasar a la implantación. Por el contrario, si el procedimiento ha “salido de los despachos” es bastante común asistir durante las sesiones formativas a reacciones de sorpresa, desinterés, desánimo, crítica, etc. a la vez que se recogen ideas de mejora, necesidades para la implantación, quejas sobre la falta de medios, etc. Desgraciadamente, en muchas ocasiones la formación culmina la fase de implantación y se debe realizar dentro de un plazo establecido para conseguir los objetivos propuestos, aunque el grado de madurez del proyecto no sea el necesario. Hay que reconocer que formar al personal en el uso de procedimiento LOTO cuando no se dispone del material de bloqueo, de los candados, de los paneles LOTO, o no es posible físicamente bloquear las máquinas, produce rechazo y contribuye negativamente al buen clima laboral y crear cultura de seguridad.

6) La auditoría periódica es una fase para considerar, ya que es la única manera de evaluar el correcto grado de implantación y la eficacia del sistema, así como de prever eventuales atajos y/o malas praxis que puedan haberse adoptado, bien por desconocimiento, bien por falta de medios. Es posible que no se recoja específicamente el LOTO en auditorías de Prevención de Riesgos Laborales de ámbito general, incluso para quienes adopten la ISO 45001, siendo muy recomendable la incorporación del ámbito LOTO, e incluso del resto de pilares de la Seguridad de Procesos en dichas auditorias, adoptando de manera voluntaria el marco completo de la OSHA 29.CFR 1910.119. Process safety managemen of highly hazardous chemicals, en todas aquellas empresas en las se manejen productos químicos.

Juntamente con los anteriores puntos, será necesario definir el alcance del procedimiento LOTO en lo que se refiere a las energías peligrosas que se pretendan proteger. En la figura 2 se dan hasta doce fuentes de energía peligrosa que se deberían considerar en un LOTO. En varios casos todavía se está implantando LOTO únicamente como protección frente a descarga eléctricas, presión, gravedad y órganos en movimiento, es decir, frente a los riesgos más conocidos o más evidentes. Aunque es cierto que los accidentes más recurrentes se relacionan con la energía eléctrica, abundan los casos de fallecimiento en espacios confinados por fallo de LOTO en los sistemas de ventilación o de aporte de gases, de ahogamientos o de quemaduras en balsas y tanques por falta de LOTO sobre sus tuberías de aporte de fluidos, de derrumbe de pilas de materiales sólidos, etc.

Adicionalmente, no se debe olvidar el concepto de energía residual, puesto que un equipo puede bloquearse, eliminando las fuentes de energía principales, pero puede contener energía residual en alguna de sus formas: puede estar cargado eléctrica o electrostáticamente, puede contener fluidos a presión, puede almacenar energía potencial en sus partes mecánicas, etc. Se debe asegurar que todas las energías residuales han sido correctamente liberadas o bloqueadas, mediante descarga a tierra, candados en sistemas auxiliares de lubricación o hidráulicas que permanezcan a presión, calzos candados o bloqueo similares para asegurar piezas en movimiento que puedan contener energía potencial, venteo o purgas.

Para ello, uno de los pasos fundamentales que se debería incluir en todo procedimiento LOTO es la comprobación de que la fuente de energía que se pretende proteger ya no es efectiva y no se puede restablecer. Sistemas de bloqueo que no se ajustan a los equipos o no correctamente aplicados pueden provocar una falta sensación de seguridad, anulando la fuente de energía y
señalizando el bloqueo, pero sin evitar que la fuente de energía vuelva a ser efectiva. Los casos más comunes se dan en las válvulas, donde es más difícil que el bloqueo sea total e impida mover la maneta o el volante o donde es posible que la válvula repase, provocando la entrada inesperada y no detectada de fluidos. En este sentido, es fundamental proporcionar medios y procedimientos para una correcta comprobación de la eficacia del bloqueo.

En todos los casos, es conveniente detallar en las fichas LOTO por equipo el procedimiento especifico y el orden de bloqueo según el tipo de energía/equipo/intervención, los elementos de bloqueo a utilizar y cómo se debe identificar, señalar y/o delimitar la zona.

Finalmente, es importante destacar una evidente dificultad en la implantación de LOTO con respecto a los EE.UU. y el es menor acceso al mercado de dispositivos de bloqueo. Es posible que la mayoría de empresa en España no cuenten con un proveedor homologado de sistema de bloqueos y que adquieran parte o todos los elementos a través de intermediarios, con el consiguiente incremento de precios y lentitud de abastecimientos para repuestos o incluso con el uso de elementos que incumplen los requisitos de la citada norma OSHA 1910.147 Norma de Bloqueo, para los elementos de bloqueo. Éstos deben ser identificables, deben utilizarse únicamente para bloquear la energía, no deben utilizarse con otros fines, deben ser durables (capacidad de soportar el entorno al que están expuestos el tiempo máximo de exposició esperado) estándar (los dispositivos deben seguir un standard coherente dentro de la instalación, ya sea por color, forma o tamaño) y resistentes (deben ser suficientemente resistentes a la
extracción sin el uso de fuerza excesiva o el uso de técnicas poco habituales, como cizallas u otras herramientas de corte).

VENTAJAS DE UN SISTEMA LOTO

La implantación experta y guiada de la norma LOTO tiene notables ventajas, que se pueden resumir como:

• Reducir la posibilidad de accidentes durante las tareas de mantenimiento por parte del personal de mantenimiento y otros departamentos implicados. En este caso, el beneficio es evidente.

• Conseguir el empoderamiento del trabajador de mantenimiento, haciéndolo partícipe de la elaboración e implantación del procedimiento LOTO, contribuyendo al fomento de una cultura de seguridad. Como comentado en los apartados anteriores, una correcta
implantación puede contribuir notablemente, permitiendo trabajar con el colectivo de
mantenimiento por grupos y con responsabilidad directa sobre la gestión de su propia
seguridad.

• Contribuir a la colaboración entre los distintos departamentos en el conocimiento de las instalaciones y los procesos, mejorando el clima laboral. Al tratarse de una implantación transversal, que afecta sobre todo a mantenimiento, pero que necesita del resto de departamentos, permite crear grupos de trabajo transversales y heterogéneos.

• Estandarizar las intervenciones, contribuyendo a la mejora de la calidad del trabajo de mantenimiento. En la fase de comprobación de los equipos, es posible detectar casos en los que la secuencia de mantenimiento de equipos complejos varía de técnico a técnico, siendo de gran utilidad la realización de fichas detalladas con todos los pasos y el orden correcto a seguir para eliminar la energía residual.

• Generar una sinergia con la implantación de métodos LEAN, ya que se pueden utilizar las mismas herramientas de implantación de LEAN, siendo LOTO muy probablemente el más LEAN de todos los conceptos de prevención.

• Ofrecer aplicabilidad de las nuevas tecnologías en el sistema LOTO mediante realidad
aumentada, implantación de códigos RFID, etc.

Deja tu comentario

Consulta nuestra para evitar que se elimine

Principios y normas de participación en AEM Daily News

En AEM queremos fomentar la participación de los lectores a través de los comentarios en los artículos que publicamos en nuestra web y aplicación móvil. Así mismo, queremos promover una conversación de calidad con los usuarios, que enriquezca el debate y el pluralismo en temas de interés del sector del mantenimiento, en la que quedan excluidos los insultos, las descalificaciones y opiniones no relacionadas con el tema. El objetivo es ofrecer a los usuarios la revista un debate y discusión en la que se respeten los siguientes principios:

Son bienvenidos todos los comentarios de todos los usuarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la calidad de la página web y app de AEM Daily News.

La discrepancia y el contraste de opiniones son elementos básicos del debate. Los insultos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en AEM Daily News.

La política de moderación garantiza la calidad del debate, acorde con los principios de pluralidad y respeto recogidos en el aviso legal de esta web y app. En AEM Daily News seremos muy estrictos a la hora de rechazar opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que consideremos inaceptables.

El usuario publicará sus comentarios con su nombre y apellidos, y se compromete a no enviar mensajes que difamen, insulten, contengan información falsa, inapropiada, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

La dirección editorial de AEM Daily News decidirá a diario qué contenidos se abren a comentarios. Esta selección se hará con criterios de valor informativo y siempre que resulte posible gestionar una moderación de calidad. La lista de contenidos abierta a comentarios aspira a ser lo más amplia posible y a estar en permanente actualización.

Los comentarios realizados en la página web y app de AEM Daily News pueden publicarse simultáneamente en las principales redes sociales dentro de la aspiración a ampliar la conversación a otros espacios.

Los mensajes escritos en mayúsculas, publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema del artículo serán rechazados.

AEM Daily News se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados y de expulsar a aquellas personas que incumplan estas normas.

Hazte socio de la AEM

Regístrate como socio y pasa a formar parte de la red de profesionales de Mantenimiento más importante de España.

Más información

Formación AEM

Consulta nuestra agenda de eventos y encuentra la formación que buscas en el área del mantenimiento.

Ver oferta formativa

Síguenos en las redes

No te pierdas ningún evento

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir en tu correo o en nuestra app Android / iOS toda la información sobre formación, jornadas, webinars, etc.

Suscríbete al newsletter

Patrocinadores

Conviértete en patrocinador de la AEM

Infórmate de los beneficios y ventajas de asociarse a la AEM. Contacta con nosotros.

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y técnicos para mejorar la experiencia de navegación. Puede aceptarlas todas o cambiar las preferencias de sus cookies en el botón de Configuración. Mas información en Política de cookies.