Seguridad | Mantenimiento

Tareas de mantenimiento seguras en trabajos en altura y espacios confinados

En este artículo, observamos varias tareas de mantenimiento seguras para trabajos en altura y espacios confinados.

2556
9
0
0
11 min. de lectura
Imagen del artículo Tareas de mantenimiento seguras en trabajos en altura y espacios confinados

Gonzalo Amiano Mantilla

Ingeniero de Organización Industrial Especialista en PRL

Responsable Nacional Vestuario Industrial y EPI en Rubix Iberia Manager de la Sucursal de Derio en Rubix Iberia

Miembro de la Junta Directiva de ASEPAL (Asociación Española de Equipos de Protección Individual)

INTRODUCCIÓN

Cuando un operario debe realizar una tarea de mantenimiento en una situación en la que se encuentra en un plano con riesgos de caída a distinto nivel, o en un espacio en el que sus movimientos se ven entorpecidos, minimizados o incluso impedidos, debemos ser conscientes de que su trabajo se debe desarrollar en un estado de incomodidad.

Esta incomodidad se ve acrecentada por el hecho de que, en estas situaciones de riesgo, deben utilizarse Equipos de Protección Individual (EPI), que tampoco resultan siempre ergonómicos, o que incluso pueden limitar más aún los movimientos, la respiración, la visión, etc.

TRABAJOS EN ALTURA

Determinamos que un trabajo en altura lo es, siempre que la actividad profesional se lleva a cabo en un plano de trabajo con diferencia de cota de más de 2m respecto de otro plano, esta distancia puede disminuir en determinadas situaciones en las que el riesgo sea particularmente alto o la evaluación determine que es necesario tomar medidas partir de menos diferencia de cotas.

El empresario debe asegurarse de que todo trabajador que realice estas tareas se encuentre debidamente protegido, bien sea mediante barreras arquitectónicas o con los EPI adecuados, y la formación en el uso y mantenimiento de los mismos.

Existen varios tipos de trabajo en altura.

  • Anticaídas: El concepto más genérico, en el que un operario se encuentra en riesgo de caída
  • Suspensión: Situación en la que un trabajador se encuentra trabajando suspendido, generalmente suele derivar en una necesidad de tener las manos libres para realizar sus tareas
  • Retención: La forma más segura de trabajo en altura, situación en la que el trabajador se asegura a un punto fijo o sistema anticaída, que le impide acercarse a la zona de riesgo
  • Rescate: La aplicación más peligrosa de los trabajos en altura, generalmente derivada de la existencia de un incidente o accidente previo, y que requiere de una formación técnica específica, de conocimientos avanzados y de equipos expresamente pensados para ello

Para desarrollar estas tareas en situaciones de riesgos de caída a diferente nivel, es necesario conocer, entender y aplicar los conceptos básicos conocidos como el ABC de los trabajos en altura.

En mi experiencia laboral, creo que este ABC debe completarse con un DEF, necesario y puede que incluso no suficiente.

A- Dispositivo de Anclaje

Todo trabajo en altura debe fundamentarse en que el trabajador tenga un punto de anclaje seguro, una sucesión infinita de puntos de anclaje (línea de vida) u otro sistema que asegure su posición

B- Arnés anticaída de cuerpo entero

El trabajador deberá llevar correctamente puesto un arnés de cuerpo entero, no es suficiente con un cinturón de posicionamiento o con equipos propios de escalada deportiva, debe ser un arnés de la talla del trabajador, correctamente regulado, en buen estado de mantenimiento y revisión, y que, en la medida de lo posible, sea un equipo de uso particular. En multitud de ocasiones podemos encontrar estos equipos considerados de uso colectivo en las empresas, sin una trazabilidad correcta, ni un mantenimiento estricto, con el riesgo implícito de un equipo deteriorado que no ha sido reemplazado y alguien lo utiliza.

En la actualidad, los principales fabricantes ya comercializan arneses preparados para soportar cuerpos de hasta 140kg, los anteriores testados hasta 100kg se quedaban, en muchos de los casos, cortos, debido a que la suma de pesos de trabajador y EPI necesarios para desarrollar el trabajo era superior.

C- Dispositivo de conexión

Para realizar la conexión el punto asegurado y nuestro arnés de cuerpo entero, necesitaremos de un dispositivo de conexión, no elástico, y salvo en el caso de los trabajos de retención o posicionamiento, siempre con un absorbedor de energía que minimice el esfuerzo a transferir al cuerpo del usuario.

Tan importantes como estos tres conceptos básicos los son estos tres siguientes, en muchos casos, poco considerados, obviados o dados por realizados cuando en realidad no lo están.

D- Plan de rescate

Cuando alguien sufre una caída en altura, en la que su cuerpo ha sufrido un esfuerzo equivalente a, por ejemplo, 500N de fuerza, seguramente alguno de sus huesos se ha roto, tiene gran dolor en alguna articulación, y en algunos casos puede que incluso haya perdido la consciencia.

El tiempo para realizar este rescate de manera segura para rescatador y rescatado, puede ser crucial para la salud de este último. Transcurridos un máximo de 10 minutos (hay estudios que hablan de 6 minutos), podemos empezar a estar en riesgo de sufrir un shock ortostático, que nuestra sangre quede retenida en puntos en los que el arnés ejerza presión, esta sangre comience a cargarse de toxinas, y una vez liberado, éstas lleguen al cerebro y/o a órganos vitales, y suframos graves consecuencias, o incluso consecuencias fatales.

Es por esto, que una correcta evaluación de riesgos de este tipo de trabajos en altura, debe SIEMPRE contemplar un Plan de Rescate, bien sea por medios propios o ajenos, pero totalmente definido y conocido por los intervinientes en la operación.

Existen complementos de los EPI anticaída que nos permiten aumentar este tiempo de espera, como pueden ser las denominadas “cintas anti-trauma”, este tipo de sencillo complemento aporta un tiempo extra fundamental para el accidentado, si bien exige que éste se encuentre consciente.

E- Formación

El verdadero punto fundamental de todo trabajo en riesgo de caída. El trabajador debe estar formado correctamente, conocer el equipo o los equipos que maneja, saber revisarlos, desecharlos en caso de que no estén en correcto estado, regularlos a su medida, conocer las limitaciones de uso.

Es fundamental que el personal que realiza trabajos en altura tenga formaciones de refresco de conceptos de una manera periódica, y que vaya conociendo los equipos y dispositivos que se incorporan al mercado como novedades.

F- Sistemas de sujeción anticaída de herramienta

Las estadísticas hablan de un aumento muy significativo de los accidentes y de las muertes derivadas de impactos sufridos por herramienta cayendo desde cierta altura.

En los últimos años, este factor ha sido incluso más relevante que las muertes derivadas por las propias caídas, lo que ha llevado a que diferentes fabricantes y actores del mercado EPI y Herramienta, desarrollen soluciones testadas y novedosas para que la herramienta con la que los trabajadores han de realizar sus tareas de mantenimiento no llegue a impactar sobre alguien en caso de que se les caiga.

Hay una serie de conceptos importantes a la hora de determinar qué solución elegimos para que el trabajo en altura se realice de manera segura, como siempre, casi nunca existe una única solución, y desde la posición de PRL, como la de Mantenimiento, debemos ser capaces de evaluar el trabajo a realizar, los equipos necesarios, a formación de nuestros trabajadores, y sobre todo, si somos capaces de conocer y entender todos los riesgos asociados.

En caso de duda, es fundamental que previo a realizar la actividad, se busque una asesoría por parte de un especialista. En RUBIX, hace más de 7 años desarrollamos un Departamento Especialista en Trabajos en Altura con este fin, desarrollando proyectos integrales de evaluación, montaje, certificación, revisión y formación de Sistemas Anticaída, y es uno de los factores diferenciales para nuestros clientes.

Existen soluciones, como digo, de trabajos en diferentes factores:

Las leyes físicas nos dicen que un cuerpo de 100kg de masa, que se cae en una distancia de 1m, sufre un esfuerzo potencial en sus huesos de 1Tn.

Este cálculo no es tan teórico en la realidad, ya que los elementos de seguridad absorben gran parte de estos esfuerzos, pero en caso de no llevar un correcto absorbedor de energía en una caída, o tener el arnés mal colocado, o un elemento de conexión en mal estado, la consecuencia del impacto en el cuerpo humano puede ser muy grave o incluso fatal.

TRABAJOS EN ESPACIOS CONFINADOS

Todo espacio cerrado, poco ventilado o con ventilación desfavorable, con una apertura limitada de entrada/salida, que en general no está ideado para que una ocupación continuada por parte de los trabajadores.

Potencialmente, pueden además existir contaminantes tóxicos, puede haber una deficiencia de oxígeno o gases potencialmente inflamables.

Distinguiremos en este tipo de operaciones de mantenimiento:

  1. Las propias tareas de mantenimiento necesarias en el Espacio Confinado
  2. El potencial RESCATE que debiéramos realizar en caso de necesidad

Tanto o más importante que el primer punto lo es el segundo, ya que el índice de mortalidad en tareas de rescate en espacios confinados es muy superior al de los propios accidentes de trabajo en los mismos.

TAREAS DE MANTENIMIENTO

Podemos imaginar multitud de trabajos de mantenimiento preventivo en este sentido, limpieza de arquetas, mantenimiento de quemadores en hornos, limpieza de depósitos y reactores, mantenimiento de silos… todas ellas pueden considerarse trabajo en espacios confinados, o el algunos de los casos, los conceptos para realizar el trabajo son asimilables a los de un espacio confinado.

Deberemos evaluar correctamente los riesgos asociados, utilizando para ello todo el material necesario, en general deberemos conocer de una manera fidedigna:

  • Nivel de aire respirable en el espacio confinado
    • Presencia de contaminantes tóxicos
    • Deficiencia de oxígeno (por debajo del 17/18% estamos en una atmósfera deficiente y necesitaremos una fuente de aire respirable externa)
  • Existencia de gases inflamables o una atmósfera potencialmente explosiva (ATEX)
  • Posibilidad de caída a distinto nivel
  • Posible necesidad de realización de tareas de soldadura dentro del espacio confinado
  • Sistema de comunicación a establecer entre los trabajadores

Los trabajos en un espacio confinado NUNCA PUEDEN SER REALIZADOS POR UN UNICO OPERARIO, siempre deberá haber al menos dos personas, perfectamente comunicadas, formadas y capacitadas para ayudarse mutuamente.

El equipo a utilizar en este tipo de tareas puede llegar a ser muy completo, y por ende, en ocasiones limitar la movilidad del trabajador, es por esto que los implicados en este tipo de trabajos deben estar entrenados para realizarlos con el equipo completo sobre ellos, simulando la posible actividad de la manera más aproximada posible.

Este equipo puede estar compuesto por:

  • Equipos de Detección de Gases. Deberemos medir los posibles gases tóxicos y el nivel de oxígeno en el espacio confinado antes de entrar en él, y además deberemos llevar con nosotros un equipo de medición continua que nos avise de un cambio en las condiciones
  • Ropa de trabajo con características ignífugas, antiestáticas y certificadas frente al arco eléctrico
  • Calzado de seguridad con membrana, sin partes metálicas y con suelas dieléctricas
  • Guantes de trabajo, en caso de existir riesgo eléctrico, deberemos llevar guantes certificados dieléctricos para trabajos en baja, media o alta tensión
  • Gafas de seguridad, y en ocasiones pudieran ser pantallas faciales, en caso de riesgo de arco eléctrico, la pantalla deberá estar certificada para ello
  • Orejeras de protección, preferiblemente con cancelación electrónica (dependencia de nivel), de manera que cuando no haya ruido dañino, nos permita escuchar nuestro entorno, pero en el momento que el ruido supera los 85dB, el diafragma del auricular se cierra protegiendo el oído. En el mejor de los casos, estas orejeras incorporarían un sistema de comunicación integrado, de manera que además de proteger nos permitan comunicarnos con los compañeros
  • Sistema de protección respiratoria. Aquí podemos tener varias opciones, dependiendo del entorno en el que nos encontremos y la evaluación de riegos realizada
    • Sistemas filtrantes
    • Mascarillas, semimáscaras o máscaras completas, con filtros que hacen que el aire existente se vuelva respirable, eliminando partículas y posibles gases tóxicos.
    • Pueden ser también equipos motorizados que además de filtrar el aire exterior, nos aporten una movilidad del aire que respiramos dentro de la capucha, de manera que el trabajo a desarrollar resulte mucho más cómodo
    • Sistemas aislantes. Equipos de Respiración Autónomos, son sistemas que nos aportan aire respirable en una atmósfera que no lo es, puede ser mediante una bombona de aire que llevamos colocada sobre nosotros mediante una espaldera, o con un sistema de tubo a presión que nos conectará a una fuente de aire correctamente filtrada
  • Equipo anticaídas: Bien sea por una posible caída a distinto nivel como por una posible necesidad de rescate en caso de accidente, deberemos llevar un equipo que nos permita estar asegurados a un punto, y una posible extracción segura llegado el caso. Este equipo incorporará siempre el ABC, un punto seguro de amarre, un arnés anticaída de cuerpo entero y un sistema de conexión con absorbedor de energía
  • Equipo de soldadura: En caso de necesidad de realizar tareas de soldadura asociadas al mantenimiento, deberemos tener un equipo adecuado para realizarlas en el entorno que nos encontramos, una correcta máscara de soldadura automática y un sistema de respiración motorizado que nos proteja de los gases generados
  • Capucha de escape: Sistema de respiración aislante que nos aporta un aire respirable de manera continuada por un espacio de 10-15 minutos, nos permite hacer un escape en caso de emergencia

Pueden existir aún más Equipos de Protección Individual presentes en algunas situaciones particulares, pero en general estos serían los más comunes.

RESCATE EN ESPACIOS CONFINADOS

Como ya hemos comentado, el RESCATE es el procedimiento más peligroso, es absolutamente necesario que haya existido una correcta evaluación de riesgos previa, establecido un procedimiento específico para la actividad a realizar, y un entrenamiento del personal involucrado en situación lo más similar a la real posible.

En gran medida, los espacios confinados que tenemos en las plantas productivas están identificados y no son móviles, esto es, la situación de los mismos en estable y podemos colocar en la cercanía a los mismos, sistemas de evacuación fijos, que nos permitan que las tareas de potenciales rescates no impliquen montajes específicos.

Otro caso diferente es cuando el espacio confinado, o el asimilable como tal, no es un punto fijo, o es un lugar en el que no podemos montar un sistema que perdure en el tiempo tras las actividades a realizar.

En este caso, deberemos tener sistemas de rescate tipo tótem, trípodes, conjuntos y sistemas móviles destinados a ello, que nos permitan montar un rescate en cada situación específica.

La mayor causa de mortalidad en rescates en este tipo de actividades se da en lo conocido como “segundas muertes”, y son las motivadas por el personal que intenta socorrer al accidentado, accediendo al espacio confinado de una manera insegura, y siendo una segunda, tercera o cuarta víctima.

Esto es totalmente evitable, quizá no el primer incidente/accidente, pero sí los siguientes. La única manera de evitarlos, o al menos minimizarlos, no puede ser otra que la CORRECTA FORMACIÓN.

Los actores que estamos en el mercado, en tareas de asesoramiento técnico, evaluación de riesgos, distribución de EPI… debemos mantener la máxima aspiración de que nuestro trabajo consiste, en que los trabajadores retornen a sus hogares sanos y salvos después de su jornada laboral.

Deja tu comentario

Consulta nuestra para evitar que se elimine

Principios y normas de participación en AEM Daily News

En AEM queremos fomentar la participación de los lectores a través de los comentarios en los artículos que publicamos en nuestra web y aplicación móvil. Así mismo, queremos promover una conversación de calidad con los usuarios, que enriquezca el debate y el pluralismo en temas de interés del sector del mantenimiento, en la que quedan excluidos los insultos, las descalificaciones y opiniones no relacionadas con el tema. El objetivo es ofrecer a los usuarios la revista un debate y discusión en la que se respeten los siguientes principios:

Son bienvenidos todos los comentarios de todos los usuarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la calidad de la página web y app de AEM Daily News.

La discrepancia y el contraste de opiniones son elementos básicos del debate. Los insultos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en AEM Daily News.

La política de moderación garantiza la calidad del debate, acorde con los principios de pluralidad y respeto recogidos en el aviso legal de esta web y app. En AEM Daily News seremos muy estrictos a la hora de rechazar opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que consideremos inaceptables.

El usuario publicará sus comentarios con su nombre y apellidos, y se compromete a no enviar mensajes que difamen, insulten, contengan información falsa, inapropiada, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

La dirección editorial de AEM Daily News decidirá a diario qué contenidos se abren a comentarios. Esta selección se hará con criterios de valor informativo y siempre que resulte posible gestionar una moderación de calidad. La lista de contenidos abierta a comentarios aspira a ser lo más amplia posible y a estar en permanente actualización.

Los comentarios realizados en la página web y app de AEM Daily News pueden publicarse simultáneamente en las principales redes sociales dentro de la aspiración a ampliar la conversación a otros espacios.

Los mensajes escritos en mayúsculas, publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema del artículo serán rechazados.

AEM Daily News se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados y de expulsar a aquellas personas que incumplan estas normas.

Hazte socio de la AEM

Regístrate como socio y pasa a formar parte de la red de profesionales de Mantenimiento más importante de España.

Más información

Formación AEM

Consulta nuestra agenda de eventos y encuentra la formación que buscas en el área del mantenimiento.

Ver oferta formativa

Síguenos en las redes

No te pierdas ningún evento

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir en tu correo o en nuestra app Android / iOS toda la información sobre formación, jornadas, webinars, etc.

Suscríbete al newsletter

Patrocinadores

Conviértete en patrocinador de la AEM

Infórmate de los beneficios y ventajas de asociarse a la AEM. Contacta con nosotros.

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y técnicos para mejorar la experiencia de navegación. Puede aceptarlas todas o cambiar las preferencias de sus cookies en el botón de Configuración. Mas información en Política de cookies.