Mantenimiento

Transformación Digital - Nuevas tecnologías y las Certificaciones de competencia en Mantenimiento y Confiabilidad

1935
9
0
0
17 min. de lectura
Imagen del artículo Transformación Digital - Nuevas tecnologías y las Certificaciones de competencia en Mantenimiento y Confiabilidad

Alexis Lárez

Director Técnico Grupo ENOVA

Resumen

En este artículo se plantea una revisión del proceso de transformación digital y la irrupción de las nuevas tecnologías aplicada en la industria, llamadas a ser parte de lo de que hoy conocemos como mantenimiento 4.0. En este contexto y visto la potencialidad del cambio organizacional que estas, están generando en las organizaciones, en cuanto a la expansión y aplicación de nuevas tecnologías, tales como: Machine Learning, lot, AI, pronósticos, BIM, la digitalización de la información, entre otros.

Como consecuencia de la aplicación de estas tecnologías, las organizaciones cada vez son más conscientes de los cambios en nuevas competencias para los gestores del mantenimiento, puesto que ellos deben ser capaces de interactuar, por ejemplo, con los sistemas ciberfísicos y los robots. En este artículo, primero realizamos una revisión de las tecnologías aplicadas actualmente en la industria que están transformando la gestión de las operaciones y el mantenimiento, se revisa los marcos de competencias disponibles para certificación de los profesionales en mantenimiento y confiabilidad y finalmente, se plantea cómo está cambiando el papel de los gestores de mantenimiento en un entorno tan digitalizado.

1.    INTRODUCCIÓN

Hoy en día, las actividades de investigación sobre el aumento de la disponibilidad y confiabilidad de los sistemas activos industriales a un óptimo costo-riesgo y con el mejor rendimiento, representan, uno de los elementos más importantes en el dominio de la confiabilidad operacional [1]. La temperatura, la presión y otras condiciones extremas pueden causar un mal funcionamiento en los dispositivos y una pequeña desviación podría causar accidentes inesperados. En este sentido un adecuado mantenimiento, juega un papel crítico en los procesos industriales, no solo en la fase de operación, sino también, a lo largo del ciclo de vida de los activos [2]. Para respaldar este papel en la operación, el concepto de mantenimiento se sometió a varios desarrollos importantes para conducir a consideraciones proactivas que requieren cambios en la transformación de las prácticas tradicionales de mantenimiento de "falla - arreglo" para "predecir - prevenir" la metodología de mantenimiento electrónico [3]. La ventaja de este último es que el mantenimiento se realiza solo cuando se produce un cierto nivel de deterioro del equipo, en lugar de después de un período de tiempo o uso específico. La acción de anticipación que caracteriza esta estrategia de mantenimiento proactivo se basa principalmente en módulos de monitoreo, diagnóstico, pronóstico y toma de decisiones. Entre estos módulos, el proceso de pronóstico a menudo se considera como el talón de Aquiles [4], mientras que su objetivo fundamental es poder implementar las capacidades de anticipación del fallo funcional [5]. De hecho, el pronóstico tiene que analizar el impacto de la degradación en el componente en sí y en los otros elementos del sistema de producción para predecir fallas futuras del sistema e investigar acciones (mantenimiento futuro).

Para profundizar en este aspecto la norma UNE EN 16646:2015 [6], es clara en cuanto al aporte de estas nuevas formas de estudios para lograr incremento en la fiabilidad de los activos desde el punto de vista de la modernización de los sistemas y sus formas de control.

Desde esta perspectiva, las organizaciones deben apoyarse en los llamados "nueve pilares" de las tecnologías avanzadas que son capaces de transformar la planta industrial convencional en una "fábrica inteligente" [7], en particular mediante la introducción de las tecnologías más representativas, que son los sistemas ciberfísicos (CPS) y la tecnología del Internet de las cosas [8]. Esta era digitalizada se caracteriza por el acoplamiento de los procesos de fabricación con las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) [9], que da lugar al desarrollo de fábricas inteligentes capaces de cumplir los nuevos objetivos de gestión de forma más flexible.

La irrupción de nuevas tecnologías en la industria ha supuesto cambios relevantes en la gestión del recurso humanos, sus roles y funciones y, por tanto, es posible identificar las nuevas competencias que se exigen a los gestores del mantenimiento de estos activos. [10]

En este sentido, las organizaciones se enfrentan a grandes desafíos o necesidades competitivas, como el manejo de los datos e información, la simulación y análisis computacionales, en la preservación de la función de los activos y en la capacidad de preservar la seguridad de las instalaciones, esta necesidad ha impulsado, por un lado, profundas transformaciones a nivel tecnológico, económico y organizacional, y, por otro lado, mayores exigencias para lograr niveles adecuados de productividad que garanticen alcanzar los objetivos del negocio.

De allí, que las organizaciones se han hecho conscientes de que una adecuada gestión de sus activos y del mantenimiento de estos, son un factor clave para lograr los objetivos. Adicionalmente, es necesario mencionar que una gestión eficaz de los activos de una organización es altamente especializada y compleja. Por un lado, existen diversas estrategias de gestión que pueden ser implementadas durante todo el ciclo de vida de los activos para buscar generar valor, por otro lado, está, la gestión del conocimiento y las competencias necesarias y requeridas para la implementación de estas estrategias lo que ha promovido un cambio industrial.

Este cambio de la industria ha puesto de relieve el conocimiento y las competencias del recurso humano en el centro de la competitividad y como ventaja fundamental para la generación de valor [11]. De allí, que las organizaciones actualmente plantean el desarrollo de competencia desde dos condiciones contextuales: las condiciones externas que incluyen, la posición del mercado, el sector industrial, el desarrollo tecnológico, la competitividad y la legislación vigente. Del mismo modo se consideran importante las condiciones internas tales como: la estructura organizativa, la cultura organizacional y la organización del trabajo [12].

Las organizaciones actuales buscan dirigir sus esfuerzos y recursos hacia aquellas actividades que necesariamente les generarán valor en la gestión óptima de sus activos, sin embargo, estas acciones en muchas oportunidades se ven frustradas por los altos costos que ello podría implicar, al no disponer de las personas adecuadas o con las competencias requeridas para desempeñar roles y funciones específicos asociados a la gestión de activos, mantenimiento y la confiabilidad. Como consecuencia de esto, las organizaciones son cada vez más conscientes de la necesidad e importancia que tiene, que las personas, responsables de la toma de decisiones que impactan sobre el valor de sus activos, certifiquen sus competencias, de allí, que actualmente existan en el mercado certificaciones relacionadas con la gestión de activos, el mantenimiento y la confiabilidad.

De aquí la importancia de la certificación de personas, dado que es un método para asegurar que un individuo cumple con los requisitos de un esquema de certificación, tal, como lo define la UNE ISO / IEC 17024: 2012 [13]. En este sentido, la confianza en el sistema de certificación se logra mediante un proceso aceptado de evaluación y reevaluaciones periódicas de las competencias de las personas certificadas, pero, también de la evaluación y reevaluación de la empresa que certifican y que está acreditado por una organización con autoridad para ello [13].

Por lo que, es, en este punto, donde el desarrollo y la implementación de un adecuado sistema de evaluación de competencias alineado a los requerimientos de la norma UNE – ISO 17024:2012 [13] por parte de las organizaciones que certifican facilitará y evitará el uso indebido y las falsas expectativas que se generan sobre el usuario final.

En este sentido, las organizaciones que certifican se encuentran con una limitación a la hora de definir el cuerpo del conocimiento para la evaluación de las mismas, puesto que para el mantenimiento y la confiabilidad se dispone actualmente de dos normas: la primera relacionada con las cualificaciones del personal del mantenimiento [14] y segunda relacionada con la Cualificación del personal técnico y de gestión en el ámbito de la ingeniería de la Confiabilidad [15], ambas normas no incluyen dentro de su contenido desarrollo alguno en cuanto a la adopción de competencias relativas a estas nuevas necesidades organizacionales.

Este escrito se realiza una revisión de los marcos de competencias establecidos hasta ahora para los profesionales de mantenimiento y la confiabilidad y plantea la necesidad posible de una potencial revisión para dar respuesta a los nuevos cambios desde el punto de vista organizacional.

2. DIGITALIZACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS APLICADAS AL MANTENIMIENTO

En la actualidad son muchas las organizaciones que se encuentran inmersas en proyecto que van más allá de la simple operación de sus activos para generar productos, hablamos de organizaciones que han visualizado en la aplicación de nuevas tecnologías, un nicho de oportunidad para la simplificación de sus procesos relacionados con la gestión de sus activos.

En este sentido, tal como lo plantea Zolotová, [7], las organizaciones se mueven hacia la implementación de lo que se ha llamado, los “nueve pilares" de las tecnologías para apalancar las operaciones y el mantenimiento en la industria. Dichos pilares son:

  1. Internet Industrial de las Cosas (IIoT)
  2. Big Data
  3. Integración horizontal y vertical de sistemas
  4. Simulaciones-IA
  5. Nubes
  6. Realidad Aumentada
  7. Robots Autónomos
  8. Impresión 3D
  9. Ciberseguridad

El Internet Industrial de las Cosas (IIoT) se refiere a todos los Sistemas Físicos Cibernéticos (CPS) introducidos en las plantas inteligentes. Dichos sistemas están interconectados utilizando Internet, de esta manera es posible establecer una red de comunicación capaz de intercambiar datos en tiempo real, sin ninguna interacción humana [8].

Como afirman Kaisler et al. [16], Big Data es "la cantidad de datos que supera la capacidad de la tecnología para almacenar, gestionar y procesar de forma eficiente" [16]. En una fábrica inteligente, una parte relevante de los datos digitales globales procede de los SPI.

La integración horizontal y vertical del sistema permite una conexión completa de todas las partes de la cadena de suministro, a través de un sistema altamente dinámico [17].

Las simulaciones pueden considerarse como el soporte digital para el diseño de los sistemas de producción, y también pueden elaborar datos en tiempo real a partir de los SPI [17].

La tecnología en la nube se refiere a la solución de almacenamiento digital y a la computación en la nube [9], lo que hace posible el intercambio de datos digitales "a la carta" entre los CPS y la industria. Intercambio de datos digitales entre los CPS y otros dispositivos inteligentes [17].

La realidad aumentada (RA) superpone los datos digitales a la realidad, permitiendo la interacción entre los seres humanos y los SPI [18].

Las aplicaciones robóticas pueden tener diferentes propósitos dentro de una fábrica inteligente. Por lo general, ayudan a los operarios en su tarea y también son capaces de interactuar con otros robots [10]. Los robots representan otra herramienta para adquirir e intercambiar datos durante sus actividades.

La fabricación aditiva se refiere a la impresión en 3D de objetos físicos. También pueden utilizar, como fuente digital, diseños digitales CAD en 3D [8].

La novena píldora consiste en la ciberseguridad, cuyo objetivo es preservar los datos digitales y los dispositivos inteligentes de los ciberataques [19].

3. COMPETENCIAS ESTANDARIZADAS PARA LOS PROFESIONALES EN MANTENIMIENTO Y CONFIABILIDAD

El concepto de competencias ha sido motivo de estudio de muchas investigaciones y es un término muy utilizado hoy en día en el contexto organizacional, este puede ser definido según la (RAE), como: “la pericia, aptitud, idoneidad para hacer algo o intervenir en un asunto determinado”, por otro lado, la Norma UNE 15628:2015 [14], la define como la capacidad probada de usar el conocimiento, las habilidades personales, sociales y / o metodológicas, en situaciones de trabajo o estudio y en el desarrollo profesional y personal, en contraparte la Norma ISO 55000:2014, la define como la capacidad para aplicar el conocimiento y habilidades para alcanzar los resultados previstos [20].

3.1.  Competencias en Gestión de Mantenimiento

El análisis de estos conceptos permite adentrarse específicamente en la revisión de las competencias asociadas al mantenimiento de los activos, en este sentido, es posible establecer como punto de partida la fuente más importante disponibles para ello, se hace referencia a las competencias definidas en la norma UNE-EN- 15628:2015 [14]. Aunque la norma clasifica las competencias en tres roles, es decir: Técnico especialista, Supervisor e ingeniero de mantenimiento y Gerente, para efectos prácticos de este escrito haremos referencia solamente a las competencias relacionadas con los Supervisores e ingenieros de mantenimiento, de modo de poder contrastarlo con los cuerpos del conocimiento desarrollados por algunas de las organizaciones más importante y que ofrecen certificaciones profesionales disponibles en el mercado.

Tabla 1. Competencia del Supervisor e ingeniero de mantenimiento, UNE-EN 15268,2015

La norma describe por cada competencia unas habilidades mínimas y unos conocimientos esenciales que serían necesario gestionar para este rol en el mantenimiento, tal como se muestra en la tabla 2, resumen:

Tabla 2. Competencia y conocimientos Supervisor e ingeniero de mantenimiento, UNE-EN 15628,2015
Tabla 3. Competencia y conocimientos Supervisor e ingeniero de mantenimiento, UNE-EN 15628,2015

3.2. Competencias en Gestión de la ingeniería de confiabilidad

Para definir las competencias relacionadas con el profesional de la confiabilidad, referenciamos la norma UNE EN 200008 IN:2018 [15]. Esta norma establece 3 niveles de jerarquía para los roles relacionados con la confiabilidad de activos, estos roles son: Especialista, Gerente y Auditor, para efecto de este escrito, mostraremos los niveles requeridos por cada rol, y las áreas de conocimientos necesarios que deben ser cubiertos, tal como se observa a continuación:

Tabla 4. Roles y áreas temáticas del conocimiento

Tal como se aprecia en la tabla anterior, la norma plantea 10 áreas temáticas de conocimiento a desarrollar por los profesionales de la ingeniería de confiabilidad, la numeración definida, está relacionada con el nivel de exigencia del conocimiento, definidos como: Nivel básico (1), Nivel medio (2), Nivel superior (3)

Adicionalmente, plantea una jerarquización en cuanto al tipo de funciones a realizar y le asocia actividades específicas dependiendo del tipo de rol del profesional. En las tablas 5 y 6 se detalla está información.

Tabla 5. Tipos de función, descripción de tareas y rol, UNE 200008 IN, 2018
Tabla 6. Tipos de función, descripción de tareas y rol, UNE 200008 IN, 2018

3.3. Programas     de    Certificación   de   competencias   en    mantenimiento    y Confiabilidad

La formación en gestión del mantenimiento mejora la capacidad del capital humano para contribuir al logro de las metas estratégicas de la organización y racionalizar el uso de los activos, por lo que la certificación de las competencias de los profesionales que laboran en mantenimiento resulta beneficiosa, tanto para los empleadores como para los empleados. Por un lado, mejora la movilidad de los empleados y el reconocimiento de habilidades, al tiempo que facilita las decisiones de reclutamiento de empleadores [21].

De allí, que varias organizaciones hayan desarrollado cuerpo de conocimiento para gestionar de forma óptima el mantenimiento de los activos de las organizaciones, los cuales incluyen áreas de gestión y técnicas, con temas principales en cada una, y una lista de habilidades y procesos asociados con cada tema [22]. A continuación, se muestran los programas desarrollados por tres organismos internacionales independientes.

Tabla 2. Comparación de los temas del cuerpo de conocimiento, definido por EFMNS, SMRP y ASQ

Estos ejemplos de cuerpos para el desarrollo del conocimiento no son únicos. Somos conscientes de que muchas empresas globales participan en sus propios proyectos internos e identifican y han desarrollo cuerpos de conocimientos y competencias de en Gestión del mantenimiento y fiabilidad de activos adaptado a su negocio específico [21]. Estas organizaciones globales valoran en alto grado el impacto potencial sobre la ventaja competitiva de la implementación de las mejores prácticas en el área del mantenimiento y la fiabilidad y se involucran en proyectos sustancialmente importantes para identificar, evaluar y mejorar las competencias de su personal [23].

4. BRECHAS IDENTIFICADAS EN LOS CUERPOS DE CONOCIMIENTO PARA LA CERTIFICACIÓN PROFESIONAL

En la revisión realizada tanto a la normas que rigen la estructura de competencia de los profesionales del mantenimiento y confiabilidad, así como, los cuerpo del conocimiento de las más importante certificaciones profesionales, no se han encontrado aspecto relacionado con temas relativos a la digitalización o referencia a algunas sobre los nueves pilares de las tecnologías, citados en 1.1, y que actualmente potencian y se erigen como vía de para que una organización pase de una operación tradicional a una moderna explotación de los activos.

¿Será el momento de plantear una revisión de los estándares actuales en relación con las competencias? Es una pregunta para reflexión y el debate.

5. ASPECTOS DE INTERÉS EN LA CERTIFICACIÓN DE COMPETENCIAS PROFESIONALES EN MANTENIMIENTO Y CONFIABILIDAD

Muchas organizaciones ven el valor de las competencias profesionales en la búsqueda de múltiples niveles y tipos de certificación. Su motivación a menudo se deriva de querer una comprensión holística de un tema, o ser sobresaliente en el mercado de trabajo, o tener la auto-satisfacción de logros demostrables [12]. De ahí que los organismos de certificación de personal aporten valor desarrollando y manteniendo programas para asegurar que los empleadores y el público en general se beneficien con confianza de la aplicación experta y eficiente de conocimientos y habilidades, mejorando la satisfacción en el trabajo de los certificados.[11].

El dominio público y el acceso suele ser intrínseco a los programas de certificación de personas, debido a que los organismos de certificación quieren que profesionales de determinada área se sientan atraídas por sus programas. Sin embargo, alguien razonablemente competente y familiarizado con el tema debe ser alentado a intentar certificarse[10]. La gente debe ser capaz de optar a certificarse sin tener que satisfacer las extrañas obligaciones que suelen imponer algunas organizaciones, como la compra de una membresía, la realización de un curso de formación previo a la presentación del examen o el pago de cantidades usura de dinero [11]. En este sentido, si la membresía en una asociación o la formación es un requisito obligatorio de elegibilidad para la certificación, y con esta se ofrece, que obtener la certificación es más fácil o sencillo, el programa de certificación funciona en contraposición al requisito 5.2 de la norma ISO 17024:2012[13].

6. COMPROMISO ÉTICO (Organizaciones – Profesionales) EN RELACIÓN A LA CERTIFICACIÓN DE COMPETENCIAS

Los principios éticos juegan un papel fundamental, dado que orientan los comportamientos humanos. Sin ninguna duda, la ética es un factor decisivo en la excelencia de las relaciones en el mundo de los negocios [22].

Hoy en día muchas organizaciones certificadoras se encuentran con las dificultades para implementar una adecuada ética empresarial, debido, sobre todo, a las características del entorno que nos está tocando vivir. Los vertiginosos cambios y la feroz competencia hacen muy difícil mantener un equilibrio entre las oportunidades de negocio y los comportamientos éticos de la organización [21]. En este sentido la norma ISO 17024:2012 [13], plantea algunos aspectos importantes asociados al comportamiento ético de las organizaciones certificadoras, estos aspectos están establecidos en los requisitos 4.3 (Gestión de la imparcialidad y sus 6 epígrafes) y en el 5.2 (Estructura del organismo de certificación en relación con las actividades de formación y sus 3 epígrafes).

Existe un aspecto adicional muy importante, asociado al comportamiento ético de las organizaciones certificadoras y es lo relativo al mercadeo o gestión publicitaria de las certificaciones de personas, muchas de estas organizaciones inducen al engaño colectivo o publicidad engañosa para atraer a mayor cantidad de personas [23], ofrecen certificaciones que, según ellos están acreditadas, por otras organizaciones que no tienen competencia para acreditar por ejemplo (Universidades y otros), es aquí donde el desconocimiento juega en contra de los usuarios finales de estos procesos de certificación.

7. CONCLUSIONES

Se identifica una brecha relacionada con la realidad de muchas organizaciones y los aspectos cubiertos por las referencias estándares de competencias profesionales en mantenimiento y confiabilidad, tales como las normas UNE EN 15628,2015 y UNE EN 200008 IN, 2018.

Las organizaciones de reputación y madurez como certificadoras acreditadas bajo los requerimientos de la norma ISO 17024,2012, ocupan un lugar privilegiado y destacado dentro de los sectores industriales, estas organizaciones han desarrollado sus propios cuerpos de conocimiento asociado al mantenimiento y confiabilidad.

Desde el punto de vista ético para las organizaciones certificadoras existen algunas debilidades a la hora de implementar un adecuado sistema de certificación de persona, como la gestión de la imparcialidad, la evaluación de las amenazas asociadas a estas y la definición clara de una estructura del organismo de certificación independiente de la formación.

8. BIBLIOGRAFÍA

  1. Othman, M.R., Ali, M.W., Kamsah, M.Z., 2012. Process fault detection using hierarchical artificial neural network diagnostic strategy. J. Teknol. 46, 11–26.
  2. Westkampfer, E., 2003, Procesos de ensamblaje y desensamblaje en las perspectivas del ciclo de vida del producto.
  3. Annals lung, B., 2013, del mantenimiento remoto al mantenimiento electrónico basado en MAS de un proceso industrial.
  4. IJIM, Wang, P., Vachtsevanos, G., 2009, Pronóstico de fallas utilizando redes neuronales de wavelet dinámicas, En: AAAl Spring Symposium in Equipment Maintenance Service and Support, Polo Alto (EE. UU.).
  5. Spiewak S.A., Duggirala R., Barnett K., 2000, Monitoreo predictivo y control del proceso de extrusión en frío, Annals of CIRP, 49/1: 383-386.
  6. UNE-EN 16646. Mantenimiento. Mantenimiento dentro de la gestión de activos. AENOR. 2015.
  7. Zolotová I, Papcun P, Kajáti E, et al (2018) Smart and cognitive solutions for Operator 4.0: Laboratory H-CPPS case studies. Comput Ind Eng. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/j.cie.2018.10.032
  8. Jazdi N (2014) Cyber physical systems in the context of Industry 4.0. In: Proceedings of 2014 IEEE International Conference on Automation, Quality and Testing, Robotics, AQTR 2014.
  9. Kamble SS, Gunasekaran A, Gawankar SA (2018) Sustainable Industry 4.0 framework: A systematic literature review identifying the current trends and future perspectives. Process Saf Environ Prot 117:408–425. https://doi.org/https://doi.org/10.1016/j.psep.2018.05.009
  10. Jones M, Zarzycki L, Murray G (2019) Does industry 4.0 pose a challenge for the sme machine builder? A case study and reflection of readiness for a uk sme. IFIP Adv. Inf. Commun. Technol. 530:183–197
  11. Henrik Kock, Andreas Gill, Per Erik Ellström, (2008) "Why do small enterprises participate in a programme for competence development?", Journal of Workplace Learning, Vol. 20 Iss: 3, pp.181 – 194
  12. Eraut, M. (2004). Informal learning in the workplace. Studies in continuing education, 26(2), 247-273.
  13. UNE – EN 17024,2012.Evaluación de la conformidad. Requisitos generales para las entidades que realizan certificación de personas.AENOR.2012.
  14. UNE-EN 15628:2015. Mantenimiento. Cualificación del personal de mantenimiento. AENOR, España, 2015.
  15. UNE-EN 200008 IN:2018. Cualificación del personal técnico y de gestión en el ámbito de la ingeniería de la Confiabilidad. AENOR, España, 2018.
  16. Kaisler S, Armour F, Espinosa J, Money W (2013) Big Data: Issues and Challenges Moving Forward
  17. Peres RS, Dionisio Rocha A, Leitao P, Barata J (2018) IDARTS – Towards intelligent data analysis and real-time supervision for industry 4.0. Comput Ind 101:138–146. https://doi.org/10.1016/j.compind.2018.07.004.
  18. Figueiredo MJG, Cardoso PJS, Gonçalves CDF, Rodrigues JMF (2014) Augmented reality and holograms for the visualization of mechanical engineering parts. In: 2014 18th International Conference on Information Visualisation. pp 368–373.
  19. Wells LJ, Camelio JA, Williams CB, White J (2013) Cyber-physical security challenges in manufacturing systems. Manuf Lett 2:74–77. https://doi.org/10.1016/j.mfglet.2014.01.005
  20. UNE-EN 55000. Gestión de Activos. Aspectos generales – Principio y terminologia. AENOR. 2015.
  21. Hodkiewicz, M. R., and Rodrigo Pascual. "Education in Engineering Asset Management–current trends and challenges." International physical asset management conference. 2006.
  22. Fernández, Juan F. Gómez, and Adolfo Crespo Márquez. "Defining Maintenance Management Framework." Maintenance Management in Network Utilities. Springer London, 2012. 127-147
  23. Rintamäki, E. (2014). Personnel certification in industrial maintenance services. Aalto University, Finlandia, 2014

Deja tu comentario

Consulta nuestra para evitar que se elimine

Principios y normas de participación en AEM Daily News

En AEM queremos fomentar la participación de los lectores a través de los comentarios en los artículos que publicamos en nuestra web y aplicación móvil. Así mismo, queremos promover una conversación de calidad con los usuarios, que enriquezca el debate y el pluralismo en temas de interés del sector del mantenimiento, en la que quedan excluidos los insultos, las descalificaciones y opiniones no relacionadas con el tema. El objetivo es ofrecer a los usuarios la revista un debate y discusión en la que se respeten los siguientes principios:

Son bienvenidos todos los comentarios de todos los usuarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la calidad de la página web y app de AEM Daily News.

La discrepancia y el contraste de opiniones son elementos básicos del debate. Los insultos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en AEM Daily News.

La política de moderación garantiza la calidad del debate, acorde con los principios de pluralidad y respeto recogidos en el aviso legal de esta web y app. En AEM Daily News seremos muy estrictos a la hora de rechazar opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que consideremos inaceptables.

El usuario publicará sus comentarios con su nombre y apellidos, y se compromete a no enviar mensajes que difamen, insulten, contengan información falsa, inapropiada, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que por alguna causa infrinjan alguna ley.

La dirección editorial de AEM Daily News decidirá a diario qué contenidos se abren a comentarios. Esta selección se hará con criterios de valor informativo y siempre que resulte posible gestionar una moderación de calidad. La lista de contenidos abierta a comentarios aspira a ser lo más amplia posible y a estar en permanente actualización.

Los comentarios realizados en la página web y app de AEM Daily News pueden publicarse simultáneamente en las principales redes sociales dentro de la aspiración a ampliar la conversación a otros espacios.

Los mensajes escritos en mayúsculas, publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema del artículo serán rechazados.

AEM Daily News se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados y de expulsar a aquellas personas que incumplan estas normas.

Hazte socio de la AEM

Regístrate como socio y pasa a formar parte de la red de profesionales de Mantenimiento más importante de España.

Más información

Formación AEM

Consulta nuestra agenda de eventos y encuentra la formación que buscas en el área del mantenimiento.

Ver oferta formativa

Síguenos en las redes

No te pierdas ningún evento

Suscríbete a nuestro newsletter para recibir en tu correo o en nuestra app Android / iOS toda la información sobre formación, jornadas, webinars, etc.

Suscríbete al newsletter

Patrocinadores

Conviértete en patrocinador de la AEM

Infórmate de los beneficios y ventajas de asociarse a la AEM. Contacta con nosotros.

El sitio web utiliza cookies propias y de terceros con fines analíticos y técnicos para mejorar la experiencia de navegación. Puede aceptarlas todas o cambiar las preferencias de sus cookies en el botón de Configuración. Mas información en Política de cookies.